miércoles, 30 de abril de 2014

Antigua entrada a la quinta "El Tala"-en Barrio Parque Bernal





1850-  Por iniciativa de don Pedro de Bernal, se instalan los primeros pobladores de la zona centro. Son ellos los Tassano, Crisol, Cullen, Ayerza, Huergo, Molina, Salas, Cavot, Cheriffe, Santa Coloma, Demarchi, Bagley, Murialdo, Sosa, Sansinena, Gandara y Jacobacci. Por su parte los padres dominicos habilitan en Bernal su residencia de descanso. Esta es la fecha de la cierta fundación de Bernal. 
1880- Don Agustín Pedemonte adquiere una importante fracción de tierra transformándola en una de las primeras quintas de la zona, a la que denomino “La Polcevera”. -
Por esa época se forman las quintas de Magdalena Macc Nabb de Bernal, “El Tala”, de Alberto Bosch, “La Maria Segunda”, del Baron
 Demarchi, “Rauten” de los doctores David y Jacobo Tazanos Pinto, el “Monte de Molina”, de Molina Crisol.  
1885-  Se establece la comunicación telefónica con la Capital Federal
1886-  El servicio de correos se realiza a través del jefe de la estación ferroviaria.  
1889-  8 de Diciembre: se inaugura el primer monumento erigido en el país a Cristóbal Colon, en la Quinta de Agustín 

domingo, 27 de abril de 2014

Bernal en 1934,Barrio Parque

Avenida San Martin,en sus comienzos adoquinada con bloques extraidos de la cantera de la Isla Martin Garcia

Bernal ciudad-volvamos al adoquinado y las viejas vias del tranvia.

El 2 de agosto de 1916, el gobierno de la provincia de Buenos Aires declara ‘ciudad’ al pueblo de Quilmes, por ley N° 3.627, debido a sus cuatrocientas cuadras pavimentadas (adoquinado), al Palacio Municipal, a los bancos de la Provincia de Buenos Aires y Popular de Quilmes, a la Escuela Normal, a sus industrias y a su población (tenía 38.449 habitantes).
El progreso facilitó el establecimiento de nuevas industrias, ya no a la vera de las vías de ferrocarril sino cerca de los caminos (1920) o del recorrido del tranvía eléctrico, generando la creación de barrios obreros en las cercanías de las plantas fabriles extendiendo de esta manera la trama urbana hacia la periferia, así es como comienza a poblarse La Colonia (Quilmes oeste) y BERNAL OESTE en el mejoramiento de los caminos, obras de desagüe y fuerza motriz, sumadas a ciertas franquicias impositivas para fortalecer la radicación de industrias, se instalan en el partido a partir de 1930: Textilia S.A., La Bernalesa (tejidos de lana), Rhodiaseta Argentina (seda) y Ducilo (rayón), que estuvieron a la vanguardia de la industria textil.
Para 1946, Quilmes cuenta con setecientos cinco establecimientos industriales, continuando en forma creciente el asentamiento de industrias en el partido y sus respectivos barrios obreros. El comercio se afianza sobre las calles y avenidas principales de acceso a la ciudad y en el centro Rivadavia es la calle que nuclea la actividad comercial cotidiana.
La migración interna en busca de trabajo provoca una demanda de vivienda muy importante, que a pesar de los planes implementados por el gobierno no se logra cubrir y comienzan a generarse los asentamientos espontáneos en lugares marginales; aprovechando esta situación comienzan a lotearse sin planificación grandes extensiones de tierra, entre ellas las de San Francisco SolanoVilla La Florida y Barrio Parque Calchaquí.                                                                                                                                                                                                                                                                                Un adoquín (del árabe ad-dukkân, "piedra escuadrada"), es una piedra o bloque labrado de forma rectangular que se utiliza en la construcción de pavimentos. El material más utilizado para su construcción ha sido el granito, por su gran resistencia y facilidad para el tratamiento. Sus dimensiones suelen ser de 20 cm. de largo por 15 cm. de ancho, lo cual facilita la manipulación con una sola mano.
Según el historiador Vicente Quesada: en el año 1783 el virrey Vertiz solicita al Cabildo que propusiera “mejorar el estado deplorable de las calles intransitables por las lluvias y el paso de las carretas de bueyes”. Tengamos en cuenta que en aquellos tiempos se acostumbraba a arrojar las “aguas sucias” a la calle, solo a la voz de ¡agua va!, que corrían por albañales, según el desnivel del terreno, por la vía pública.
Los representantes de la ciudad mas adinerados se reunieron en el Cabildo y en principio consideraron imposible el empedrado por su altísimo costo, ya que en la ciudad no había canteras cercanas para extraer la piedra, (aquí todo era tosca y pajonal). Pero algunos vecinos que tenían sus casas en las cuadras que van desde la plaza de la Victoria hasta el Colegio de San Carlos se ofrecieron para costear el empedrado en la porción de sus frentes.
Don Antonio Melián ofreció en virtud de los pregones para la provisión de piedra, que haría conducir toda la piedra que fuera necesaria para las calles a razón de 4 pesos metálicos la carretada, con varias condiciones:
*Que la piedra se le entregara sacada y en el embarcadero de Colonia del Sacramento (hoy Uruguay).
*Que el desembarco se hiciera en el bajo llamado “asiento” o casa de Vicente Azcuénaga.
*Que no se le gravase con licencia para los viajes que se harían de arquear los buques que empleara y previo examen comisionado para verificar las carretadas.
*Que la entrega sería exclusivamente para que él y las hiciera conducir al lugar del empedrado.
*Que los barcos, carretas, bueyes y peones no fueran ocupados en otros servicios.
*Que ni en Colonia ni aquí, se le demorara el embarque de la piedra y si hubiese demora que se le pagase las estadías.
*Que el abono le fuera hecho luego de ponerla en la calle que se le designara, ofreciendo fiador.
*Que en las esquinas se le pondría el nombre de las calles y en el frente y debajo el apellido del diputado por su trabajo en el cuidado de la composición para honor suyo y en memoria de este servicio hecho a favor de sus convecinos.

los Salesianos de Bernal,le dan nombre a la ciudad de Don Bosco

La localidad de Don Bosco está situada a 13 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, comprendiendo una extensión de 2 km de norte a sur y 1,4 km de este a oeste. Sus límites los conforman las calles Montevideo, Lomas de Zamora, El Jacarandá, Acceso Sudeste y Avenida Dardo Rocha.
Su costado este se encuentra bañado por las aguas del Río de la Plata. Pertenece junto a las localidades de Bernal, Quilmes, Ezpeleta y San Francisco Solano al Partido de Quilmes.
En el año 1928 un remate organizado en la zona denominada por ese entonces Kilómetro 13, pone a la venta 142 lotes linderos a la estación del ferrocarril. Así comenzaron a asentarse los primeros pobladores.
El 4 de noviembre de 1929 por un decreto del presidente de la Nación Hipólito Irigoyen, se dispuso que en lo sucesivo la parada del ferrocarril llamada Km 13 pase a denominarse Don Bosco.
El nombre de la parada fue sugerido por el director del colegio Salesiano Santa Catalina, por la proximidad de esta localidad con la vecina de Bernal, en donde ya estaban asentados los salesianos.
En la ceremonia de inauguración de la flamante estación Don Bosco, la empresa ferroviaria envió una formación compuesta por la locomotora La Porteña y 14 coches entronizada por una pintura del beato Don Bosco.