Google+ Badge

viernes, 28 de abril de 2017

Bagley y Biro,pasado que tiene que ver con Bernal.....

Bagley,Biro,y algo que ver con Bernal.....
-EN OCTUBRE
DE 1864 NACE BAGLEY
COMO EMPRESA
Su primer producto es Hesperidina, una bebida alcohólica en base a corteza de naranjas amargas, que crecían como arbustos ornamentales en su casona de Bernal. (Aun hoy 150 años despues siguen existiendo en el centro de Bernal.)los naranjos y su bella casona solariega.-
Dato curioso:
Durante la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), la bebida estuvo presente en los hospitales de campaña para "revitalizar a los heridos" y contrarrestar problemas estomacales originados principalmente por la falta de agua potable. También se pudo probar la presencia de Hesperidina en las crudas expediciones que el prestigioso explorador y científico naturalista argentino Franciso Pascasio Moreno realizaba a través de la entonces inhóspita Patagonia. La compañía del licor era fundamental para atenuar y soportar las inclemencias del clima.
LADISLAO BIRO-
En 1939 don Juan llegó con otros 80 compañeros contratados para atender los legendarios coches-motores. En su tierra natal, después de terminar el secundario se había especializado en matricería y cerámica. Entonces iba a empeñar a fondo esa capacitación, porque cuando se inicio la Segunda Guerra Mundial la empresa quebró, y él se quedó en la calle, mientras recién empezaba a conocer nuestro idioma.
Siempre valiéndose en su capacidad, trabajo en distintos establecimientos, en le frigorífico Wilson, en una fabrica de bicicleta y la local Inyecta. Para esa época ya se habían enamorado de Catalina, una yugoslava, a la que conoció bailando en el Club de Alemán de Piñeyro, con quien se casaría y tendría dos hijos: Juan Alberto (54) y Roberto (53).
En 1944, comienza con sus herramientas armando un tallercito donde antes había un gallinero (hoy Lebensohn,Barrio Parque Bernal). Un vecino, Parisi, trabajaba con Ladislao Biro en la Capital y lo presenta para ofrecerles sus servicios. El inventor del bolígrafo tuvo problemas en la calidad de la punta del producto. Don Juan los resolvió en su taller y empezó a fabricarlas con sus rudimentarias maquinas.
Resultaron “perfectas”, le dijeron. Y cuando Biro vendió su empresa a Parker, él patentó su propia marca “perfecta”.
Y así comenzó el crecimiento. Después de los bolígrafos, iniciaron la producción de lapiceras fuente. Viajo a Suiza para adquirir maquinas que balizaban hasta 14 operaciones. A veces, en las fiestas familiares, daba rienda suelta a su único hobbie: tocar el acordeón o violín valses vieneses y música tradicional europea.
Hoy lo sigue haciendo, casi sin darse cuenta que es uno de los tesoros humanos de Quilmes.No hay texto alternativo automático disponible.No hay texto alternativo automático disponible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos :ciudad de bernal