Google+ Badge

viernes, 11 de abril de 2014

Bernal jugo en primera: Club Honor y Patria.

Afiliado en 1908, Bernal inició un camino sumamente difícil. Las derrotas superaron a la victorias. Pese a ello, la institución mantuvo su nombre limpio y alejado de las notas de incultura durante las diez temporadas qué jugó  oficialmente, y  se despidió cuando sus vecinos de barrio habían acaparado la atención de los aficionadosLa Argentine Football Association tuvo entre 1903 y 1907, unos veinticinco clubes inscriptos. Hacia 1908 creció hasta llegar a cuarenta y uno. Aumentó, además, la cantidad de equipos anotados por cada club en las diferentes secciones. Southern Rangers (Temperley), Instituto Americano (Adrogué), Anglo Argentine, que nada tenía que ver con la empresa de Tranvías, Boca Juniors y otros, se sumaron a los nuevos afiliados. Algunos tuvieron vida efímera dentro de las huestes oficiales y desaparecieron. Otros siguieron pero no lograron buenas actuaciones. Bernal, eterno colista, se mantuvo haciendo frente a los resultados adversos. 
            Fue el primer club de la localidad que practicó fútbol oficial. Estableció su campo de juego en las actuales calles Victoria y Cramer, a cinco cuadras de la estación. Formó su equipo con elementos locales y otros que el año anterior habían formado parte de las terceras divisiones de Alumni y Victoria (ambos de Capital Federal). 
            Eligió la Segunda Liga para inscribirse y se incorporó a la sección C. Vistiendo casaca a rayas horizontales lilas y blancas, debutó el 10 de mayo ante Boca Juniors –que ganó 7 a 0- en la Dársena Sud. El delantero boquense, Rafael Pratt, perforó cinco veces el arco de Bernal, El debutante formó con: Adolfo Cilander; Luis Cilander y Luis Zimmermann; Carlos Tabaka, Enrique Blinckhorn y Augusto Cilander; Alberto Walliser, E. Sarmiento, Alfredo Silberman, Martín Blinkhorn y Américo Cánovas. A excepcion de Tabaka (polaco), Sarmiento y Cánovas (españoles), los ocho restantes eran apellidos alemanes. Aquel encuentro marcó el debut de Boca como local.
            Una semana después, Bernal recibió a Belgrano “A”, que lo derrotó por 5 a 2 y pronto llegó la revancha con Boca, que volvió a golear, esta vez por 5 a 1. Los resultados no fueron alentadores. Sólo ganó dos partidos –por puntos- a Royal, que no se presentó, perdió los catorce restantes y le convirtieron 65 goles. 
            En 1909, con algunos cambios y el ascenso de jugadores de la tercera, comenzó su segunda campaña. Pero volvió a fallar el equipo, que perdió varios partidos por goleada, el más desalentador frente a Banfield por 13 a 0. No obstante, ganó un único partido -como visitante- a San Martín, que el año anterior había descendido de Primera. Obtuvo otros puntos por no presentación del rival.  Esta vez, su valla recibió 42 goles, algunos menos que en su primera experiencia. Tan mala fue la campaña, que el 4 de octubre su equipo suplente le ganó 3 a 1.

           En el año del Centenario de la Revolución (1910) fue goleado como local por  Racing Club 10 a 0. Logró dos triunfos como visitante, ante Criollos y Southern Rangers, anulados más tarde por disposición de la Liga. Aparecieron en su alineación titular, jugadores como: José Cayoso, Cardani y Mendiburu, y paulatinamente desaparecieron los apellidos alemanes. El equipo terminó último. Por ese motivo no formó parte de la “Intermedia Extra”, creada para ser la única división de ascenso a Primera. Se mantuvo en Segunda Liga, que pasó a ser la tercera categoría.
            Fue más eficaz en 1911. Por primera vez desde su afiliación, ganó un partido en Bernal: el 2 de julio le ganó a Ferrocarril Sud  2 a 1. Con posterioridad vapuleó a su vecino, Royal de Quilmes, 11 a 2.  Lejos de los dos primeros, Platense y Libertarios Unidos, logró el quinto puesto de la Subsección B. Como dato curioso cabe agregar que la tercera división se midió amistosamente con el cuadro de la Cervecería Argentina Quilmes.
            Luego del cisma de 1912, ocupó el ultimo puesto. Para la temporada posterior se eliminó la Extra y Bernal transitó brevemente la sección A de Segunda Liga. Sólo ganó un partido y finalizó último, motivo por el cual no se lo incluyó en Intermedia cuando este torneo volvió a disputarse al año siguiente. 
            Los directivos bernalenses pensaron que nada estaba perdido en 1914. Querían recuperar la categoría perdida, por lo que presentaron una nota aduciendo que otros clubes habían sido subidos de categoría sin haber ganado el ascenso. Por eso creyeron justo que la institución ocupara un lugar en Intermedia. El Consejo se expidió e hizo notar que el inspector encontró el campo de juego en estado de abandono, el cerco derribado, animales pastando y los goal-post (sic) antirreglamentarios. El presidente, Alberto Walliser, consideró la resolución como una gran injusticia y desafilió a su club. Este año, la localidad de Bernal contó  su segundo club afiliado: Estudiantes. 
            Tras reparar el field, y hacer otros arreglos que la Liga consideraba necesarios, la entidad volvió a la palestra en 1915. Anotó dos equipos en Segunda Division, Zona Sud. Ambos culminaron anteúltimos. Repuntó hacia 1916 aunque no superó el quinto lugar entre ocho clubes; al torneo siguiente tocó fondo. En 1918 se afilió un tercer equipo bernalense: Honor y Patria, que ìnstaló su campo de juego lindando con el de Bernal, frente a la calle Cramer. Algunos triunfos importantes dieron una esperanza para despegar y una nueva formación donde casi no quedaron apellidos alemanes: J. Rosso; José de Campos y N. Romeo; Juan Monti, F. Monti y J. Ronchi; A.. Etchegaray, F. Ronchi, E. Pereyra, O. Bitzer y A. Mumenthaler. 
           Su mejor triunfo fue 3 a 0;  Torre –del barrio de La Boca- su rival. Luego ganó 2 a 1 a la segunda de Sportivo Barracas, por el torneo de Competencia. Pero no pasó de la segunda ronda: perdió con  la reserva de San Telmo 1 a 0 y comenzó la declinación. La tarde del 21 de julio jugó con Chacabuco. Perdió 1 a 0 siendo este el adiós definitivo. Se marchó como llegó, con una derrota y decorando la última colocación. Durante casi una década, jamás sus equipos ocuparon puestos de vanguardia. Pese a ello, su legajo nunca se manchó por incidentes futbolísticos. 
            A partir de 1919, su campo deportivo lo utilizó Barracas Juniors y luego Buenos Aires Central. Su vecino, Honor y Patria, tuvo el halago de ser el único club de Bernal que llegó a Primera división, en 1930. 
Agradecimiento:
Javier Vaca, por sus amplios conocimentos sobre el origen de los apellidos.

5 comentarios:

  1. Este fue el prime club del pueblo en jugar competencias oficiales, el Bernal. El Honor y Patria fue posterior, y jugó en primera el campeonato de 1930

    ResponderEliminar
  2. Hubo 4 equipos que jugaron oficialmente al futbol en Bernal, y por oficialmente digo afiliados a las Asociaciones Amateurs de la época. Fueron este del que vos posteás, el Club Bernal (nada que ver con los que tuvieron y tienen el mismo nombre más tarde en el tiempo), que tenía camiseta a rayas horizontales lilas y blancas y jugó siempre en segunda o tercera división, con resultados bastante malos como dice el posteo. Luego estuvo Estudiantes de Bernal (camiseta a rayas verticales blancas y negras) que jugó en segunda también con resultados desparejos. El último fue el Juventud de Bernal (camiseta a rayas verticales rojas y blancas), que todavía existe como vos bien posteaste, y que jugó en la década del 50 y 60 en la "tercera de ascenso" (actual primera D), contra equipos que aún siguen jugando como Defensores de Cambaceres, Deportivo Español y el propio Arsenal de Sarandí en sus comienzos. Estuvo cerca de ascender a la C, pero no lo logró y luego se retiró de la AFA. Y finalmente el Honor y Patria (camiseta a rayas verticales azules y rojas), que fue el que más lejos llegó: ascendió dos veces a primera, una en 1926 pero por culpa de una reorganización futbolística en el país no le fue reconocido el ascenso, y la otra en 1929, llegando entonces a jugar en primera A durante 1930 contra los grandes. Lamentablemente descendió al final del campeonato y nunca se repuso como club, despareciendo 3 ó 4 años más tarde. Mas o menos la historia futbolística "profesional" bernalense es esa. Este posteo es sobre el Bernal, un equipo del que yo desconocía completamente su existencia hasta que leí este mismo post hace unos meses en el blog del que lo linkeaste. Ahora tengo que juntar tiempo para ir a una hemeroteca e investigar las campañas!

    ResponderEliminar
  3. Mi abuelo paterno fue presidente de Honor y Patria. Se llamaba Pedro Passalacqua y la sede del club funcionaba en la calle Guemes N° 1, esquina Uriburu, propiedad que hoy todavía esta habitada. Mi padre fue jugador del club hasta casi su desaparición, y luego jugó en en Quilmes Atlético Club. Soy Pedro Rafael Passalacqua y espero respuesta a; rafapassa47@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen dato,excelente ! debes tener mil recuerdos para aportar,o alguna foto de tu abuelo. Justo esta semana estuve hablando en Guemes con un amigo que vive en la casa que fue de Aurora del Mar,y en la misma solian reunirse figuras como Luis Sandrini,Nini Marshall,Pastorino etc etc. parece que el viejo Bernal-sobre todo en la zona cercana a la estacion-ha dejado muchos recuerdos para compilar !!!

      Eliminar

Gracias por visitarnos :ciudad de bernal